martes, 13 de enero de 2015

Las licencias Creative Commons (CC)

En general, una Licencia de Propiedad Intelectual es un contrato entre dos partes, el autor de una obra y una persona física o jurídica que va a hacer uso de la misma, en el que aparecen las condiciones de explotación y las contraprestaciones que recibirá a cambio el autor. En el caso de las licencias Creative Commons, más que un contrato, se trata de un aviso legal que permite el uso de la obra con ciertas limitaciones (las que el autor decida).
Es decir, se trata de una forma de definir los permisos de uso de la obra, aunque esto no debe nunca confundirse con la cesión de los derechos de autor: el autor nunca pierde el derecho que tiene reconocido universalmente sobre su obra.

Las Creative Commons son un tipo de licencias Copyleft, las más desarrolladas y sofisticadas, aunque no son las únicas. Este tipo de licencias surgen con la finalidad de ejercer el derecho de autor pero para permitir la libre distribución de copias de la obra e incluso su modificación, pero siempre respetando el mismo tipo de licencia en la obra resultante. Estas licencias se aplican a obras de arte, programas informáticos, cultura, ciencia, recursos educativos o cualquier otra creación que pueda estar sujeta a derechos de autor.

No se trata pues, en absoluto, de un Registro de Propiedad Intelectual.

Las licencias CC están compuestas por cuatro módulos, uno fijo y tres variables:


 Las posibles combinaciones dan como resultado seis posibles licencias diferentes:


La página de Creative Commons España es es.creativecommons.org.



1 comentario:

  1. Pienso que CC, o sea Creative Commons, es una opción muy acertada porque puedes reconocer tu obra sin coste económico y decidir el uso posterior. De esta manera nos enriquecemos todos. Aunque a las grandes multinacionales no le va a hacer mucha gracia.

    ResponderEliminar